Quiere ser gobernador

0
35
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 30 (Agencias)

El empresario Roberto Palazuelos lamenta la violencia que ha ido en aumento en Tulum, sobre todo después de los hechos del fin de semana pasado cuando Victoria Esperanza Salazar, migrante salvadoreña, murió por el exceso de fuerza por parte de policías en su detención.

«Lo de la señora fue muy lamentable, creo que no es una cosa nada más de Tulum sino del país entero, y la verdad es que a Tulum lo tienen muy descuidado, el Gobierno federal lo tiene muy descuidado, no se ve a la Guardia Nacional ahí nunca, está creciendo muchísimo la mafia y la violencia”, dijo.

El también actor que es propietario del hotel Diamante K, ubicado en dicha ciudad, considera que la violencia que se vive en Tulum va a afectar a los negocios que se tienen, tanto a empresarios chicos como grandes, así como el turismo.

«De eso que no quede duda porque no nada más es eso, ha habido matanzas cada tercer día, ha habido balaceras en la plena costera. Hago un llamado a las autoridades federales, a la Guardia Nacional, que tienen que hacer algo”, expuso.

El llamado Diamante Negro tomó esto como una buena señal de que es inminente su entrada a la política mexicana para hacerse cargo de Tulum como gobernante. Señala que es algo que ya había planeado, pero por su carrera no había podido.

«Yo voy a ser el próximo presidente municipal de Tulum, de esta a la otra, de eso no queda la menor duda, yo ya no puedo permitir que estén haciendo este tipo de cosas, yo tengo que gobernarlo ya», apuntó.