Cuestionan combate a covid; privilegian votos, no vidas: IP

0
32
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Por José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El sector privado lamentó que a un año de que se declaró la pandemia de covid-19 en el país, prevalezcan el lento avance en la vacunación, la falta de coordinación Federación-estados y sobre todo la politización de un tema en el que se privilegian los votos antes que salvar vidas.

Así lo denunció Mario Flores Pedraza, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Victoria, quien agregó que a pesar de que los empresarios han ofrecido su apoyo para acelerar la inmunización, el Gobierno federal los ha ignorado.

«El manejo de la epidemia en México y en Tamaulipas ha sido errático, se ha fallado en varios frentes, afortunadamente la experiencia de varios países nos permite identificar las posibles soluciones, se requiere información clara, concisa y creíble, la estrategia de comunicación es un componente vital de un plan de respuesta», expuso.

Añadió que al día de hoy no se sabe qué entidades o municipios serán los próximos en recibir vacunas, lo que ha ocasionado que haya municipios donde no se están aplicando la totalidad de las vacunas por desconocimiento de los sitios donde se lleva a cabo esta acción.

«La coordinación con los gobiernos estatales ha sido deficiente, mientras no se cuente con vacunas suficientes, se debe impulsar con fuerza una estrategia de trazabilidad dual; por un lado, para efectuar la vigilancia epidemiológica que permita identificar, controlar y evitar que personas enfermas contagien a otros», apuntó.

Flores Pedraza consideró que esta labor de seguimiento es muy importante para recabar: la fecha que se tomó el examen, el inicio de la cuarentena, cuándo presentó sintomatología y cuándo está de alta el paciente o si presenta síntomas después de 14 días.
«En el sector privado hemos estado y seguimos estando listos para apoyar a la sociedad y a las autoridades en lo que se requiera, alzamos la mano para participar en la estrategia de vacunación con el único fin de acelerarla, pues hasta ahora sólo el 4.8 por ciento de la población ha sido vacunada», comentó.

En este contexto criticó la disparidad entre las cifras de casos confirmados y defunciones por covid-19, al mismo tiempo que condenó la distinción que se hizo al vacunar al personal de salud, lo que ha derivado en muertes que pudieron haberse evitado.
«No queremos ni una muerte más, México puede aprender de las mejores prácticas internacionales, poner esta etapa en manos de científicos y expertos dejando de lado la política; porque son mucho pero mucho más importantes las vidas que los votos», concluyó.