Trabajador de Pemex se ‘crucifica’ por falta de empleo

0
169
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Después de 11 días en huelga de hambre y dos días sin ingerir agua, el trabajador transitorio de Petróleos Mexicanos (Pemex), Francisco Javier Artiga Salomón, se “crucificó” en un poste de luz frente a la Sección 11 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana en Nanchital, al sur del estado.

El obrero demanda que se liberen plazas para trabajar, así como la renuncia del líder moral vitalicio de la sección sindical, Ramón Hernández Toledo.

El pasado 25 de marzo, el trabajador se instaló en una casa de campaña a las afueras de la sede sindical para iniciar un ayuno en demanda de que se liberen las plazas que Pemex tiene congeladas desde hace más de un año.

Desde esa fecha no les dan contratos a los transitorios para cubrir vacaciones, ausencias laborales o incapacidades.

Desesperado porque su llamado no ha sido atendido, el trabajador clavó dos tablas al poste de madera frente al auditorio del sindicato, simulando una cruz, y se amarró a las mismas con apoyo de otros obreros transitorios que reclaman lo mismo: tener empleo.

Francisco Javier Artiga Salomón ha realizado diversas manifestaciones de protesta, en solitario y acompañado, para pedir que les den contratos, pues lleva casi veinte años trabajando como transitorio en Pemex y nunca había pasado tanto tiempo sin laborar.

Además, el trabajador ha indicado que sus representantes sindicales no resuelven el problema, pero sí han cobrado sus cuotas puntualmente.

Pide que Ramón Hernández Toledo se jubile, como hiciera ya Carlos Romero Deschamps, y deje de manejar a su antojo el sindicato como ha hecho desde hace varias décadas.

Con información de: milenio.com