Con la cabeza fría

0
312
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Clemente Castro González.-

El descontento por “el manoseo” que se dio en la selección de aspirantes a cargos de elección popular en Morena, coloca en la disyuntiva a las y los verdaderos militantes y simpatizantes de este partido de romper con su instituto o permanecer firmes a la causa sin autocensurarse.

Sin que suene a receta, lo que se sabe es que la toma de conciencia permite actuar con la cabeza fría antes de caer en la tentación de rasgarse las vestiduras y llegar al extremo.

Una decisión errónea solo beneficiará a los adversarios, entiéndase los detractores de la 4T y, por tanto, del presidente LÓPEZ OBRADOR.

Ahí es donde, al margen de buscar cargos, se conoce el compromiso con un proyecto, la solidez de principios, además de la responsabilidad y madurez política.

Lo de menos es despotricar y escupir para arriba; lo difícil es entender que se está en un proceso y que tendrán que generarse cambios profundos en un partido que se asume de nuevo tipo.

Y para ello se requiere dar la lucha, a fin de acabar con las inercias del partido y las malas prácticas de los dirigentes que, dicho sea de paso, mostraron que son utilitarios y centralistas. Igual les dicen “centaveros”.

Es decir, en el fondo nada distinto a lo que practican institutos como el PRI, el PAN o la corriente hegemónica que regentea al PRD.

De modo que el deber es marcar la diferencia entre la auténtica militancia morenista en relación a la cúpula que no se apegó a la legalidad partidista de los estatutos y la convocatoria.

La muestra de lo que es el compromiso con la 4T la dio la profesora NORA HILDA DE LOS REYES, misma que acaba de sacar una carta para mostrar su descontento al ser excluida de participar en calidad de candidata por el Distrito 5, con cabecera en Victoria, para la diputación federal.

La maestra se asumió sorprendida porque le dieron la candidatura al PVEM, al ampliarse la coalición con Morena, pese a que se vulneró lo establecido en la convocatoria que favorecía “el mismo género registrado en la anterior elección, del 2018, que en este caso correspondía a una mujer”.

Luego puntualiza: “(…) No obstante de resultar afectada, quiero dejar claro que no soy una ambiciosa vulgar, que aspiré a representar dignamente al pueblo victorense y a todos los ciudadanos y ciudadanas del Quinto Distrito en la Cámara de Diputados; que busqué ir a ese espacio para apoyar las políticas e iniciativas del presidente Andrés Manuel López Obrador que beneficien a los que menos tienen”.

Así, DE LOS REYES VÁZQUEZ subraya que sus ideales están por encima de cualquier interés personal y que no recurrirá a ninguna instancia jurídica interna o externa para no dañar a Morena, y no se prestará para que los adversarios aprovechen lo sucedido en el proceso interno.

En contraparte, lo que se ha visto es que aspirantes morenistas que no fueron favorecidos están prestos a fin de abrazar las siglas de partidos que les den cobijo y les permitan estar en la boleta electoral.

Y ni qué decir de los infiltrados a los que les dan línea desde el área política del gobierno panista, con el objetivo de aprovechar la coyuntura y despotricar en contra del Morena y sus líderes.

Desde luego que hay suficientes elementos para criticar a los dirigentes morenistas, dado su proceder, pero ahí es cuando se nota el compromiso con una causa superior, antes que recurrir a la generación del caos y destrucción.

Lo cierto es que MARIO DELGADO y el diputado ERASMO GONZÁLEZ, que metió mano en la selección de aspirantes en Tamaulipas, tendrán que cargar con los señalamientos y reclamos de los afectados.

La dupla está obligada a entregar buenas cuentas en lo de la elección o de lo contrario la militancia y líderes inconformes no pararán hasta que rueden “sus cabezas”.

Por cierto, circuló una relación de aspirantes a presidencias municipales aprobadas por la Comisión Nacional de Elecciones.

En ese sentido, en Madero va ADRIÁN OSEGUERA, mientras que en Matamoros está MARIO LÓPEZ, ambos pretenden reelegirse.

A Tampico se dio el visto bueno a OLGA SOSA, en Nuevo Laredo a CARMENLILIA CANTUROSAS y en Reynosa a CARLOS PEÑA.

Con respecto a Río Bravo va HÉCTOR VILLEGAS, en Victoria EDUARDO GATTÁS BÁEZ, en Mante MARTHA PATRICIA CHÍO y en Altamira ARMANDO MARTÍNEZ MANRÍQUEZ, por mencionar algunos.

 

AL CIERRE

Con el inicio de las campañas arrecian los golpes bajos, a través de calumnias, referencias a la vida privada y encuestas amañadas.

Así de turbia es la competencia electoral, pero las y los que están en esto saben en lo que se metieron. Lo mejor es tener la piel gruesa.

+.-Se nota el desnivel en las campañas a diputados federales. Unos traen recursos, organización y estrategia de contacto con los ciudadanos y de propagación mediática de su mensaje. Otros andan fríos, desorientados, sin agenda y a las pegadas.