Pregunta sin respuesta

0
92
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Aunque mañana se cumplirá una semana de que el Congreso del Estado le dio reversa al decreto que contenía las reglas para el procedimiento de desafuero del gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, hay una interrogante sin responder.

¿Cuál fue el propósito de abrogar el documento?

En lo personal, me parece que la intención fue dejar sin materia la Controversia Constitucional que la Cámara de Diputados presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra el Congreso local.

Recordemos que, los legisladores federales consideraron que el Congreso tamaulipeco invadió sus funciones al emitir reglas para el procedimiento de desafuero, y en razón de ello le pidieron al máximo tribunal constitucional que se pronunciara al respecto.

Sin embargo, una vez que el decreto en cuestión fue abrogado, la Corte ya no tendría que entrar al estudio de fondo de la Controversia por ya no existir el acto reclamado.

De ahí la existencia de un párrafo en la iniciativa de abrogación, en la que se estableció la obligación de comunicar el hecho, de manera inmediata, a los ministros de la SCJN.

Pareciera que el razonamiento fue que, habrá otro momento procesal oportuno para acudir ante los ministros.

Ese momento será cuando la Cámara de Diputados emita su resolución con respecto al desafuero del mandatario tamaulipeco.

Ese, añaden, será la oportunidad para pedirle a los ministros su interpretación del párrafo quinto del artículo 111 de la Constitución federal, para el que cual hay dos lecturas: una, que para desaforar al Gobernador basta que lo decida la Cámara de Diputados; o dos, que dicha resolución solo tendrá efectos declarativos, y que compete al Congreso del Estado determinar lo procedente.

De poco o nada servía entrar a una controversia sobre un asunto sobre el que todavía no hay una resolución.

Pronto sabremos si la estrategia estatal va por ahí.

No obstante, cualquiera que sea la explicación para haber abrogado el decreto en cuestión, resulta innegable que esa decisión agrandó la incertidumbre que entre los tamaulipecos ha generado la solicitud de desafuero contra el Gobernador.

Como le decía recientemente, entre la clase política tamaulipeca, y particularmente entre los panistas, hay bastante intranquilidad por ese tema.

 

EL RESTO

RESENTIDOS.– Las definiciones de las candidaturas en Morena, potenció el divisionismo entre la militancia tamaulipeca.

Frente a ello, es inevitable una “lluvia” de impugnaciones ante las instancias jurisdiccionales. Terminarán siendo los tribunales de justicia electoral los que tendrán la última palabra en relación a quienes aparecerán en la boleta.

Evidentemente es el caso de Carlos, “Makito” Peña Ortiz, el que más ámpula ha generado hacia dentro de Morena.

Con el añadido de que la candidatura del hijo de la alcaldesa Maki Ortiz, no solo dejó daños en el morenismo sino también en el PAN.

Entre los panistas hay preocupación, porque con Makito en la boleta el riesgo de perder Reynosa se acrecienta. Sobre todo, porque es una obviedad que su mamá operará políticamente a su favor.

Vale decir que, hay un sector del panismo que quiere verle un lado bueno a la candidatura del ‘junior’, porque suponen que la inconformidad entre los morenistas podría favorecer a los candidatos del blanquiazul.

Por lo pronto, el diputado local, Rigoberto Ramos, “Ricky Ricón”, confirmó que va a impugnar la candidatura de Peña, por considerar que su postulación violenta los estatutos del partido y la convocatoria respectiva.

Ramos llamó traidores al dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, y al delegado, Ernesto Palacios.

No haber sido el candidato debe ser un tremendo revés para el legislador, porque, como le habíamos contado aquí, ya se sentía el Presidente Municipal de Reynosa. “Voy a ser el alcalde”, decía el diputado a todo el que se le ponía enfrente

En Victoria no está definido para quién será la candidatura a la alcaldía, pero la sola insistencia de que el favorecido es Eduardo Gattás está levantando ámpula entre los morenistas victorenses.

No es para menos, porque hasta hace poco más de dos años Gattás era uno de los más aguerridos priistas. De hecho, hay quienes ven atrás de la candidatura de Gattás un plan para allanarle el camino al PAN.

ASÍ ANDAN LAS COSAS.

[email protected]