Las ventajas de Mario López, Pilar y Chucho

0
315
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Eleazar Ávila.-

Muchos aún no se enteran que la última reforma política del país sucedió en 2014. Con la misma se establecieron las normas sobre el régimen de gobierno, las autoridades electorales, el régimen de partidos, la fiscalización y rebase de tope de gastos de campaña, la comunicación política y los instrumentos de participación ciudadana. Por cierto, nuevas normas, por las que la izquierda mexicana se desgañitó para que quedaran inscritas en el marco de la ley; mismos reglamentos que ahora vomitan cuando se las aplican. Digo, ahí están los discursos de los próceres de estos tiempos, reclamando lo que hoy condenan. Entre las mismas, normas hay una que me parece indispensable socializar y que tiene que ver con las posibilidades de reelección. a.- “Reforma -que- incorpora figuras inéditas en la historia política del país, como el gobierno de coa- lición; recupera instituciones previstas en la redacción original de la Constitución de 1917, tales como la reelección consecutiva de legisladores federales y locales”. b.- “Brinda autonomía a los órganos encargados de la procuración de justicia a nivel nacional y de evaluar la política de desarrollo social implementada por el gobierno; y realiza adecuaciones a las fechas de inicio del mandato del Presidente de la República”. Y seguimos con el resumen tomado del Gobierno federal de la época, para que luego no me salga la nación chaira, que son ideas neoliberales mías. c.- “Reelección legislativa federal consecutiva. En el ámbito federal se contempla que tanto senadores como diputados puedan reelegirse hasta por 12 años, es decir, que los senadores podrán hacerlo hasta por un periodo consecutivo, mientras que los diputados lo podrán hacer hasta por tres periodos consecutivos”.d.- “Además, la reforma establece que, si un legislador busca la reelección, tendrá que hacerlo por la misma vía por la que resultó electo la primera vez, es decir, por el mismo partido político o coalición que lo postuló, o por la vía de una candidatura independiente, salvo que haya renunciado o perdido su militancia antes de la mitad de su mandato”.e.-  “Reelección legislativa local consecutiva. Se prevé que los estados deberán modificar sus respectivas constituciones para establecer la posibilidad de reelección consecutiva de diputados hasta por tres periodos consecutivos”.f.- “Reelección consecutiva municipal. Las Constituciones de los estados podrán ser adecuadas para establecer, en ejercicio de su autonomía, la reelección consecutiva de los miembros de los ayuntamientos (presidentes municipales, regidores y síndicos) por un periodo adicional, siempre y cuando la duración del mandato de los ayuntamientos no sea superior a tres años”.Estas son las reglas que funcionan para todos y de las que ahora misma echan mano para transitar en pro del poder, muchos alcaldes, diputados, locales y federales que están en libertad absoluta de repetir, claro, si sus partidos se los permiten. Como cantó el poeta michoacano Martín Urieta, “que de raro tiene” que muchos estén en esta circunstancia. Lo mismo Pilar Gómez por Victoria, que Jesús Nader por Tampico, que Mario López quien mucho llama la atención porque él utilizará una regla adicional que está en la legislación federal y que bajó localmente. La misma señala que los diputados locales, que vayan en pro de una legislatura y los jefes municipales, no necesitan renunciar a sus cargos, que esto por supuesto, que no se puede, porque los puestos de elección son irrenunciables, pero si ausentarse bajo la opción horizontal de pedir licencia. Por eso Mario López, quien por Morena en Matamoros, es el enemigo a vencer, utilizaría esta figura usando cuatro días como alcaldes y tres como candidato, Abusadillo, desde chiquillo, pues esto le permite cumplir con sus funciones de alcalde y ser a la vez, candidato en pro de otros tres años…  “como la beisbol”. Pilar Gómez como alcaldesa se sabe va de tiempo completo como candidata, al mismo tiempo que Chucho Nader, por cierto una de las plazas que se afirma va con garantía de triunfo. Claro está Olga Sosa, de Morena, tiene otros datos y ya se verán las caras en votos el seis de junio. Pronto haremos un recorrido más en territorio y les diré como anda la percepción -sin anestesia-, para saber si lo que cada quien dice ha permeado los medios de comunicación y al pueblo bueno, pues lógicamente todos dirán que son “las y los macizos”. Hoy solamente reitero lo que para muchos es una cantaleta. La percepción, la construcción de una verdad colectiva, a veces ayuda y mucho sin duda, pero más rumbo al Día D, la capacidad de organización, operación política. En una palabra Movilización… y que no se enojen los dioses del aire…Nostra Política: ¿Alguien ha visto a Mario Ramos?Correo: [email protected]        Twitter.- @JEleazarDeAvila