Agresiones contra la niñez no cesan: Hospital Infantil

0
36
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
Las agresiones de todo tipo contra menores, físicas o sexuales, se siguen registrando en el entorno familiar, sin embargo, no todos los casos son atendidos en unidades de salud, sino de forma particular, y en muchas ocasiones no son detectados y menos turnados a las autoridades correspondientes.

Así lo dio a conocer el director del Hospital Infantil de Tamaulipas, José Daniel Llanas Rodríguez, quien agregó que en esa institución mensualmente llegan a atender y detectar uno o dos casos, los cuales son notificados a las instancias competentes.

“Son atendidos entre uno a dos casos de menores de edad que fueron violentados física o sexualmente, los cuales corresponden a esta Ciudad y también provienen de municipios aledaños”, expuso.

Añadió que todos los casos han sido turnados a la Procuraduría de la Defensa del Menor del DIF Tamaulipas, así como a la Fiscalía General del Estado (FGE), para que realicen la investigación e intervención que corresponda.

“Lo preocupante en estos casos es que la mayoría se registran como parte del maltrato dentro de la familia, nosotros en el Hospital desde hace años tenemos una área de atención multidisciplinaria, lo que nos ha llevado a que podamos detectarlos en forma oportuna”, comentó.

Llanas Rodríguez dijo que no solo se trata de la detección, sino que también llevan a cabo el tratamiento y la canalización, sobre todo a los departamentos médicos y legales de niños que sufren algún tipo de violencia, en especial la sexual.

“Hay de todo tipo de situaciones relacionadas a la violencia contra menores de edad, pero las que más impactan socialmente y que como institución más nos preocupan son los casos de abuso sexual que desafortunadamente se presentan en casa”, subrayó.

Finalmente, Llanas Rodríguez dijo que “seguramente hay más casos, que por diversas circunstancias no nos llegan a nosotros o todavía más preocupante que llegan algún lugar y no lo pueden detectar, sobre todo al atenderse en forma particular.