Plática de obispos

0
61
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Pues mis muy amados hermanos… Retorno a mis fastidiosas columnas, gracias al apoyo de gente afable y comprensiva de lo que padecen y sufren no pocos escritores, aparte de que hemos finiquitado el libraco VICTORIA Y SUS PERSONAJES en donde tratamos sobre partes importantes de la vida de victorenses y adoptivos que se han hecho notar por su trabajo, por su servicio a la gente del pueblo así como por su innegable simpatía, libro que próximamente será puesto a su consideración… Por lo tanto, mil gracias a ANTONIO CARLOS VALDEZ, a ROBERTO HIGUERA, a CACHIS LAVÍN, a JORGE GRACIA a JORGE PENSADO, a RICARDO VILLANUEVA y a tantos y tantos buenos apasionados de la literatura por sus amables contribuciones a la causa.

 

Gerardo Campos.-

 

Cuando alguien toma la decisión de dedicarse a una profesión o actividad, es por su pasión, vocación y gusto por la misma…

Uno de los estudios más difíciles como sacrificados, es la de SEMINARISTA.

Recuerdo a gente muy conocida que ha dejado “los rayones” ya llevando varios años estudiando en el seminario. Dan marcha atrás.

Uno de los que viene a mi memoria es JOSÉ ARGÜELLO DE LA GARZA, quien dejó los estudios sacerdotales, por la carrera bancaria, en donde llegó a cargos importantes como gerente regional de BANORTE, cargo en el que se jubiló hace poco tiempo…

Otro “rajado” lo fue el buen amigo NAPOLEÓN SALINAS, quien declinó para dedicarse a cosas más productivas. Llegar a sacerdote no es cosa fácil.

Se requiere ser, nomás para abrir boca, una persona la mar de SENCILLA, que sepa convivir lo mismo con jodidos que con ricachones… Se requiere que sea persona BONDADOSA, que ayude al enfermo en su enfermedad y en su hambre.

Se requiere que sea persona alejada de los VICIOS carnales, llámese alcoholismo, la sexualidad y la tragazón, entre otros. Los anteriores elementos, son clave para el éxito o el fracaso de un seminarista, sacerdote, obispo e incluso el mismo PAPA.

Bueno, dicho lo anterior a manera de preámbulo y para no aburrirlo, doy paso a lo trivial…

Hace ya algunas calurosas tardes, encontrándonos algunos comensales en la CANTINUCHA que se encuentra ubicada en los sombreados campos que dan al norte de la Ciudad…

Precisamente donde en esta beatifica época cuaresmal, se acaban de verificar dos tremendas tragazones con motivo del cumpleaños de dos de sus connotados miembros como lo son MEMOLÍN CASANOVA y el delegado FERNANDO DÍAZ NAVARRO… Y en donde tuvo –como siempre– fundamental participación el caballeroso y siempre atento ingeniero RUBÉN JORGE GÓMEZ, tanto como CHEFF, al preparar una deliciosa zarzuela de mariscos.

Tragazones dignas de salir en la famosa película italiana LA GRAN COMILONA, de cuando el cine italiano era bueno.

Bueno, pues en una de las agradables reuniones, se hizo un comentario sobre la salida del Obispo ANTONIO GONZÁLEZ de –ahora sí– nuestro verde villorrio, por las agraciadas lluvias.

Aprovecho la ocasión, el árbitro PEPE GUERRERO para rememorar que el Obispo GONZÁLEZ nos llegó en las ya lejanas épocas en que gobernaba su cuñado MANUEL CAVAZOS.

Empezaron las discusiones y los alegatos del PORQUE de la imprevista despedida del circunspecto personaje.

Hay que decir que se dieron los buenos, los malos y los agridulces comentarios sobre su partida.

Entre la bola de alegadores, se habló de una ORDEN FULMINANTE del PAPA BERGOLIO para cesar en sus funciones al Obispo GONZÁLEZ por causa de un comportamiento incorrecto y pertinaz.

Alguien más comentó, que se dio un tiempo en que el obispo GONZÁLEZ aceptó la invitación a comer de nuestro alegador en turno, en tantas como variadas ocasiones. Pero que se llegó un momento en que el Obispo, le pidió al buen anfitrión que ya no lo invitara más a comer, situación que sorprendió a nuestro amable comensal. Pero que enseguidita el Obispo GONZÁLEZ le aclaró. Ya no me invites a COMER, invítame a CENAR pues en las comidas tengo poco tiempo para beber por mis compromisos eclesiásticos, mientras que en la CENA ya estoy liberado y nos podemos amanecer.

Otro de los participantes, dijo que al parecer la abrupta retirada del Obispo GONZÁLEZ se dio por empezar a mostrar síntomas de la enfermedad de ALZHEIMER, situación que lo imposibilitaba para cumplir con su sacrosanta encomienda.

Otro más, argumentó que el Obispo GONZÁLEZ se había tornado en una persona clasista, pues solamente convivía con gente de la alta sociedad, del casino y del Campestre con quienes compartía muy seguido las buenas viandas y los amargos vinos. No hubo más comentarios.

Pero la impresión que queda en la mayor parte del pueblo de Victoria, es que tuvimos un Obispo hosco, de sonrisa difícil, de actitud soberbia y de pocos, pero muy seleccionados amigos. Y la amargosa alegata acabó.  Con varios brindis en honor de los festejados.

 

EL PROTECTOR DE PILLINES

Dicen quienes conocen de temas sociales

Que al hablar de una persona BIEN o MAL, lo vuelve más popular. Se incrementa su popularidad.

Pues corriendo ese riesgo, voy a hablar del espíritu protector de ANDRÉS MANUEL.

Está más que visto, que ANDRÉS MANUEL tiende a proteger contra viento y marea a quienes de alguna manera le han servido.

Y entre otros muchos. Es el caso del nefasto de FÉLIX SALGADO MACEDONIO, el anulado candidato a gobernar Acapulco, Ixtapa, Zihuatanejo y sus derredores.

Se cuenta, que en las épocas de perra flaca que vivió ANDRÉS MANUEL cuando estudiante en la CASA del estudiante TABASQUEÑO, en la colonia Guerrero de la otrora Ciudad de los Palacios.

Les llegaban a las decenas de fregados estudiantes, diariamente con varios costales de bolillo, para medio acompañar el horrible e insípido caldo de res que les servían.

Y que el hambriento ANDRÉS peleaba los BOLILLOTES a morir… Que en cierta ocasión que SALGADO MACEDONIO, andaba de fin de semana en uno de tantos lupanares que existen y subsisten en la fea como céntrica colonia.

Coincidió en una de tantas taquerías con el hambreado ANDRÉS MANUEL y le invitó varios tacos de tripa y de morcón. Ninguno de maciza. Eso, como muchas cosas, no se le olvidó al agradecido presidente, con quien continuó la amistad.

Hoy día, ANDRÉS MANUEL cumple uno de tantos compromisos contraídos en sus épocas de JODENCIA.

Aun con riesgo de llevarse entre las patas al INSTITUTO NACIONAL ELECTORAL.Y evidenciar a LORENZO CÓRDOVA y a CIRO MURAYAMA, dos de sus principales dirigentes.

No es el primer caso, ni será el último en que ANDRÉS MANUEL proteja a pillines por razón de añejos compromisos.

CONSUMATUM EST.