Responsable de tiroteo en Carolina del Sur es un exjugador de NFL

El agresor fue identificado como Phillip Adams, un ex jugador de la NFL

0
35
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

El tiroteo donde cinco personas murieron en Carolina del Sur, fue realizado por Phillip Adams, identificado como un ex jugador de la NFL.

Adams, quien además apuntó que el exjugador de la NFL se suicidó la madrugada al jueves después de realizar la masacre en el 4400 de Marshall Road, la cual se ubica en Rock Hill. Entre los muertos por estos hechos se encuentra un prominente médico de la zona.

La Oficina de Sheriff del Condado de York detalló este jueves que ya habían identificado al autor material por este tiroteo; sin embargo, no fue dado a conocer su nombre, aunque argumentó que fue encontrado en una casa aledaña también herido de bala. Tampoco fue dado a conocer el motivo del incidente.

Según datos de las autoridades judiciales, las víctimas son el doctor Robert Lesslie, de 70 años, y su esposa, Barbara Lesslie, de 69; sus dos nietos, de entre nueve y cinco años, y un empleado identificado como James Lewis, de 39 años de edad.

Según la policía del condado, Robert Lesslie, es un conocido médico de la región.

La muerte de todas las víctimas están siendo investigadas como homicidios, dejó en claro la Oficina del Forense del Condado de York.

Este incidente se suma a una racha de tiroteos que han sacudido a Estados Unidos durante las últimas semanas y que han causado al menos 24 muertos, diez de ellos en un supermercado de Boulder (Colorado), en cuyo interior un sujeto abrió fuego con un fusil de asalto.

Ocho personas murieron el pasado 16 de marzo por disparos en varios salones de masaje asiáticos en Atlanta (Georgia).

Y el pasado 3 de abril, al menos tres personas perdieron la vida y nueve más resultaron heridas en dos tiroteos separados ocurridos en las ciudades estadounidenses de Wilmington (Carolina de Norte) y Tuscaloosa (Alabama).

 

Con información de: lopezdoriga.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Otro tiroteo en Estados Unidos; hay dos niños muertos