Mucho ruido y pocas nueces

0
143
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Ha pasado poco más de una semana de haber iniciado el proceso de campañas para quienes aspiran a ser diputados federales en el país.

En Tamaulipas, hasta ahora son pocos los casos que han prendido o entusiasmado el elector.

Son pocos los candidatos que se han metido a fondo en estos días y no han desperdiciado un solo minuto.

Insisto, son pocos.

El resto siguen sin aplicarse a fondo, y en muchos distritos de la entidad la gente no sabe ni quiénes son sus abanderados.

Para no ir tan lejos, en Victoria solo se sabe de dos: Enrique Cárdenas y Oscar Almaraz; el resto “nada de “muertito”.

Y así están en varios distritos de los nueve que conforman la geografía estatal.

En la mayoría de los casos, los candidatos se la han pasado haciendo propuestas absurdas o denostando al rival. Son pocos los que explican a qué irían a la Cámara de Diputados.

Eso debe preocupar mucho entre los equipos de las campañas.

La gente no se ha metido al ritmo de las campañas. Los tamaulipecos no hablan de las campañas. Quienes irán a votar el seis de junio no están inmersos y hasta muestran desinterés.

Quizás los candidatos estén esperando un poco más de tiempo para meterse de lleno, y por el momento estén ahorrando energías para cerrar con un buen sprint final.

Lo cierto es que hasta ahora, a siete semanas, esto sigue muy, pero muy flojo; frío, pobre, poco interesante.

Discursos blandengues.

Uno que otro dime y direte, pero sin que llegue a ser comentado.

Las propuestas siguen siendo vacías y se las sigue llevando el viento.

Los candidatos siguen en guardia.

Si se tratase de una pelea de box, daría la impresión de que en el primer round solo se la pasaron paseando por el ring, bailando y con la guardia en alto, con uno que otro amague, pero sin llegar a tocarse. Una finta, pero hasta allí, es más, ni siquiera han sudado. Salvo algunas excepciones.

Si lo comparamos con un partido de fut, es como si un equipo se la pasara dando pases entre sus defensas y medios sin querer pasar el balón más allá del medio campo y el otro equipo nomás esperando a que llegue la pelota para enviar un balonazo largo a la esquina rival, pero sin un delantero que la espere para inquietar al portero.

Veremos si para la tercera semana hay más ruido, a ver si ya hay más contundencia, y la gente, los electores, por fin puedan meterse de lleno y ya hablar de los candidatos y las campañas.

Sobre todo porque ya entran de lleno los candidatos a las alcaldías y diputaciones locales, que podrían hacer un poco más de ruido.

Ojalá mejoren, porque no se trata de votar por el menos peor, sino por el mejor, y hasta ahorita ninguno lo ha demostrado.

EN CINCO PALABRAS.- Les importa más la popularidad.

PUNTO FINAL.- “Perro que ladra (en campaña) no muerde (ya en el cargo)”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata