La guerra por las vacunas

0
97
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

El sector educativo es más aguerrido que el de salud, así que se viene una guerra por las vacunas a este sector.

Los profes no se andan con medias tintas ni condicionarán su voto por la inmunización si esta no se la aplican bien, a tiempo, y las dosis que necesiten.

Además, defenderán con todo a aquellos que puedan ser discriminados por no ser “del pueblo”. O todos o ninguno.

Aquí no pasará como con el personal médico que los privados los mandaron a hacer fila y son pocos los que han reclamado, pero que además su reclamo no ha tenido eco, al contrario, ha sido tomado a mal y así menos les van hacer caso.

Pero el asunto con los trabajadores de la educación es distinto y más complejo.

Desde ahora reclaman que si no hay vacunas para todos, no hay regreso a las aulas. Que solo retornarán hasta que se apliquen las dos dosis, y que no quieren que les condiciones la vacuna.

Aunado a ello, exigen que exista un estricto control y que no haya “chanchullos”. Piden que no se vaya a vacunar a los aviadores, que hay muchos, muchísimos, y que se considere a quienes sí van a los planteles escolares a trabajar.

Y es que hay delegados y delegadas que ya se andan poniendo las pilas para inscribir a sus parientes que no son trabajadores del sector.

Además de eso, hay quienes ostentan dos o hasta tres plazas y para cubrirlas mandarán a los parientes y amigos.

En fin, desde que se dio el anuncio, hay una férrea pelea por ese tema, y vaya que el sector es aguerrido como pocos y pelearán por sus derechos, pero también no se dejarán ni manipular ni condicionar.

Me parece que sigue habiendo una mala estrategia en la aplicación de la vacuna. Hay mucha gente que ya se puso la primera dosis y aún no tienen fecha para la segunda. Ah, pero eso sí, ya anuncian que profes y personal de educación serán vacunados para regresar a las aulas a dos meses de que termine el ciclo escolar.

Me parece absurdo. Que primero terminen con todos los médicos, después con los adultos mayores que ya les aplicaron la primera dosis y después sigan con lo planeado, es decir, con lo que se anunció en diciembre y que no se ha seguido al pie de la letra.

No se ha terminado con la meta establecida. Cierto, ya avanzan más rápido, pero sigue siendo ineficiente. Además de ilógico que inmunicen a personas que en cuyas poblaciones no hay casos o hay pocos.

Dejan a un lado a trabajadores de sectores esenciales y de localidades con alto índice de casos. Y ahora con los maestros. No digo que no lo merezcan, pero pueden terminar el ciclo en línea y aprovechar los meses de julio y agosto para vacunarlos y entonces sí, el siguiente ciclo retomar las aulas.

No hay protocolos de regreso a las escuelas y la planificación para las vacunas es muy incierta.

La verdad esa estrategia no tiene ni pies ni cabeza.

En fin. Es una guerra que tiene mucho que ver con lo electoral.

EN CINCO PALABRAS.- Ya ni llorar es bueno.

PUNTO FINAL.- “No hay mal que por un buen voto venga”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata