¿Y dónde está el joven verde?

0
134
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

No dudamos que Gerardo Illoldi Reyes tenga algún mérito para haber sido favorecido con la candidatura del Partido Verde por el V Distrito. Alguna cualidad política debe de atesorar esta persona, pues desbancó a personajes con trabajo y presencia de la talla de un Felipe Garza Narváez, y de Nora Ilda de los Reyes.

Lo cierto es que actualmente su campaña deja mucho que desear. El sector de los jóvenes, cuya fuerza generacional en Tamaulipas es evidente, nunca ha oído hablar de Illoldi. El abanderado del Partido Verde por la región centro del estado es prácticamente un desconocido para los chavos.

Simple y sencillamente no hay conexión. Y no la hay porque no existe trabajo territorial, la candidatura que pertenecía a Morena, pero que por cuestiones de estrategia nacional fue cedida al PVEM, no se ve por ninguna parte.

Lo que el Comité Ejecutivo Nacional morenista no tomó en cuenta o no quiso reconocer, es que con la entrega de la candidatura a la diputación federal al Verde, en el caso específico del V Distrito, lo que está haciendo es regalarle en charola de plata una curul federal al PAN, o bien al PRI.

Antes de que se definiese la selección interna de las candidaturas morenistas al Palacio de San Lázaro, se decía que la máxima prioridad del presidente Andrés Manuel López Obrador era ganar la mayoría en el Congreso de la Unión. En otras palabras, defender la histórica victoria de la elección presidencial en el 2018.

Se decía también que el Presidente y su partido MORENA iban a enviar a los mejores candidatos y candidatas, especialmente aquellos con mayor experiencia y que garantizaran el triunfo.

Ahora sabemos que eso no fue verdad, y que por encima del trabajo y la congruencia que pudiesen tener algunos cuadros internos o externos de morenismo, lo que imperó en la selección de candidaturas fue un pragmatismo avasallador, que respondió al juego político de las élites, pero no dio respuesta a las exigencias democráticas.

En este contexto se sitúa la participación del joven Illoldi en Tamaulipas, mismo que arrancó sin pena ni gloria su proselitismo el pasado cuatro de abril. El lema de su campaña: “Tú Mandas”, según algunos suspicaces, alude más bien al tercer piso de Palacio de Gobierno, que a los electores de V Distrito.

Recientemente, el joven candidato del Verde Gerardo Illoldi y su esposa Mariangela Richo Ortiz se dejaron ver por el Paseo del 17, y repartieron saludos. La nota no habla si el candidato formuló alguna propuesta relacionada con los graves problemas de abastecimiento de agua que actualmente padece la Capital de Tamaulipas.

De manera que la presencia del joven matrimonio en el Libre 17 solo sirvió para dar realce a la vida chic de la clase media victorense. Ella es licenciada en Idiomas y Relaciones Públicas; él tiene una maestría en Dirección Empresarial.

Aunque para efectos del éxito que pudiese tener, el candidato Illoldi, aquí el problema reside en que las posibilidades de triunfo en el escenario de las elecciones del seis de junio no dependen del glamour o de la posición social, sino de la capacidad para obtener votos, en un escenario altamente complejo. Y con adversarios de experiencia, como Enrique Cárdenas y Oscar Almaraz, entre otros.

La candidatura de Gerardo Illoldi por el V Distrito tiene mucho que ver con su amigo Ricardo Gaviño, y seguramente con el juego político del influyente señor Verde, Manuel Velazco, ex gobernador de Chiapas.

Los Verdes están jugando solos en Tamaulipas. El mensaje más que claro, es en el sentido de negociar con el gobierno cabecista y pedirle a cambio los votos necesarios para no caer al fondo del abismo electoral, lo cual implica poner en riesgo el registro en Tamaulipas.

Por eso, cuando les decimos que el regalo de MORENA de dos candidaturas a diputaciones federales para el Partido Verde en Tamaulipas es sinónimo de entregarle dos escaños federales al PAN, justamente el adversario de AMLO.

Circunstancias marcianas de nuestra democracia. Están sacrificando candidatos fuertes en Morena, para postular, al menos en Victoria, una candidatura a modo por el Verde.

La única esperanza que tiene, sería que, por cuestiones que ya todos conocemos, le diesen la espalda al PAN en el sector rural del V Distrito. Pero todavía falta saber si ese voto masivo se los darían a los del PVEM.