¿Mario Delgado destapa a Américo?

0
200
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

El comentario, realizado desde la más alta tribuna de Morena, pudo haber pasado como una situación de carácter anecdótica, allá en la tierra sinaloense. Pero en Tamaulipas las palabras de Mario Delgado tuvieron el efecto de una bomba política, que incomodó a algunos actores de la sucesión morenistas del 2022, aquellos que buscan la candidatura a gobernador por el color guinda.

El pasado viernes, durante un acto de proselitista celebrado en la colonia Horizontes de Culiacán, Sinaloa, a donde acudió para impulsar las candidaturas de Rubén Rocha Moya a la gubernatura y de Jesús Estrada Ferreiro a la alcaldía de la capital, Delgado le dedicó un piropo político y para muchos premonitorio a su delegado en tierra sinaloense: el senador Américo Villarreal Anaya.

Mario Delgado vestía una camisa blanca y un pantalón oscuro. Justo ahí, en un estado donde el beisbol (el deporte de la 4T) es prácticamente el predilecto por excelencia, el dirigente nacional de la marca morenista traía puesta una cachucha en tonos guindos, del llamado Rey de los Deportes.

Las frases que Delgado le dedicó al actual Presidente de la Comisión de Salud en el Senado, y actual Delegado del CEN morenista, en el estado de Sinaloa, fueron las siguientes:

“Y a nuestro Delegado Nacional aquí en Sinaloa, Américo Villarreal, que lo traemos en pleno entrenamiento, porque pronto se va a ofrecer allá por Tamaulipas, la tarea de llevar la Cuarta Transformación”.

Más claro ni el agua, obviamente que Mario Delgado se estaba refiriendo a las evaluaciones que trae Morena en Tamaulipas, y en las cuales Américo sigue apareciendo como un fuerte prospecto a la candidatura por el primer cargo político del estado.

Pero ya analizando más a fondo lo que para algunos fue un importante espaldarazo político para el cardiólogo tamaulipeco, habría que preguntarnos si las palabras de Delgado Carrillo no fueron parte de un plan perfectamente calculado, y debidamente ordenado desde Palacio Nacional, donde se sabe que los bonos del senador Villarreal andan bastante altos.

Para algunos suspicaces, los piropos del dirigente nacional de Morena hacia el senador, en su carácter de Delegado en Sinaloa, pudieron obedecer a la encomienda superior de ir generando ya desde ahora en Tamaulipas un posible descarte entre los pretensos a la anhelada estafeta. Aunque por ahora todo queda en una simple anécdota.

Por cierto, lo dicho por el dirigente nacional en la capital sinaloense se da justo una semana después de que esta columna publicase un texto que plantea con algunos cambios de palabras, justamente la misma idea:

El pasado siete de abril, escribimos: “A pesar de que junto a Sonora, el estado de Sinaloa es actualmente una de las entidades federativas donde se pelea palmo a palmo, hasta ahora la ventaja sigue siendo para la causa morenista”. “Justo por allá se encuentra como Delegado el senador Américo Villarreal Anaya, lo que significa que desde Palacio Nacional lo están sometiendo a un curso intensivo de lucha político-electoral, preparándolo para la candidatura a gobernador en el 2022”.

En fin, lo cierto es que para miles de tamaulipecos, que anhelan el cambio y la transformación social, económica y política del estado, las palabras del dirigente de Morena en Sinaloa tuvieron un inconfundible aroma a destape político. ¿Será que por ahí va la jugada del 2022?

 

CARMEN LILIA, OSEGUERA, LÓPEZ, GATTÁS Y PEÑA PODRÍAN DERROTAR AL PAN CABECISTA

Este lunes, Tamaulipas ingresará a una verdadera guerra por el poder político, por los 43 ayuntamientos y la mayoría del Congreso local. El tema le imprime al proceso electoral la pasión y la garra que le hacía falta, ante una desangelada lucha por las diputaciones federales.

A partir de este día, estarán en juego las pasiones locales, y seguramente que en las principales ciudades y regiones de Tamaulipas arderá Troya, pues en esta ocasión el morenismo está postulando a candidatas y candidatos bastante fuertes, como los elegidos para derrotar al PAN-gobierno en los comicios de este seis de junio.

Por lo pronto ya se habla sobre la fuerte posibilidad de que candidatos como el maderense Adrián Oseguera, o el matamorense Mario López, la neolaredense Carmen Lilia Canturosas, el victorense Lalo Gattás y el reynosense Carlos Peña, le infrinjan una contundente derrota al panismo.

El redondel está listo. Los gallos guindas traen la navaja bien afilada, y prometen derrotar a sus adversarios azules.

¡Hagan sus apuestas, señores!