Campañas suben de tono

0
151
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Avanzan las campañas y con ello el tono, sobre todo de aquellos que simpatizan con algún candidato.

Los aspirantes están en lo suyo, no han sido tan agresivos contra sus adversarios como se esperaba. Al menos en esta primera semana de proselitismo.

El problema es con sus simpatizantes que se apasionan.

Muchos de ellos se han vuelto fanáticos y han tomado las campañas no como una competencia electoral, sino como un pleito personal, cuyos rivales son los fanáticos de otros candidatos o partidos.

Ya se han dado algunos desencuentros y esto podría propiciar un pleito que incitara a la violencia. Y eso es lo que menos queremos ver.

Empiezan con sus “debates” en las redes sociales. Pero no son debates, sino más bien pleitos. Sus argumentos son insultos contra los que no están con su “gallo” o “gallina”.

Y esas batallas se están trasladando de lo virtual a lo real.

Es ahí en donde, tanto autoridades electorales, como dirigentes de los partidos políticos, candidatos y coordinadores de campaña se deben de poner de acuerdo en su logística y tratar de que no se junten en un mismo sitio a la misma hora.

Ya se han dado muchísimos casos.

El asunto apenas ha llegado a uno que otro insulto por parte de los brigadistas en contra de los otros brigadistas.

Hubo uno en que sí participó un candidato.

Fue el martes. Gustavo Cárdenas hacía campaña en una colonia. Estaba con sus escobas. De pronto pasó un convoy. Era Arturo Soto que iba a bordo de un jeep, atrás de él unos 20 vehículos más con un número considerable de gente.

Cuando pasa el vehículo del panista, Gustavo hizo la finta de que lo estaba barriendo. Soto contestó con un saludo y una sonrisa, pero del convoy del panista salió una pareja en una moto y se acercó a Cárdenas y le mentó la madre. Los seguidores del candidato de MC le contestaron con otra mentada.

Ninguno de los dos candidatos hizo algo para detener esa situación. No pasó a mayores, pero se pudo haber suscitado una batalla campal.

Ha pasado con las famosas brigadas de impacto. Ahí en donde ponen a chavitos a entregar propaganda de algún aspirante en los cruceros. Cuando pasa un vehículo cuyos tripulantes son simpatizantes de otro candidato los insultan o les hacen alguna grosería.

Se reportó ayer un supuesto pleito en una colonia entre morenistas y panistas. No se pudo confirmar, pero en las redes sociales trascendió el hecho.

Insisto, deben poner un alto y decirle a los simpatizantes que se dejen de pleitos absurdos. Que no suden calenturas ajenas. Al fin y al cabo, una vez que acaben las campañas les darán una patada y los echaran a la calle.

Así que no apasionen con el tema político que solo dura 45 días y ya faltan 41.

Pero es necesario que los coordinadores pongan un alto antes de que nos lamentemos. Esta contienda está arrancando muchas pasiones y no se vale que dejen que se peleen unos chamacos por un político que ni siquiera los conoce.

Aguas. No se les vaya a salir de control y tengamos violencia que lamentar. Aún están a tiempo.

EN CINCO PALABRAS.- Ni que valgan la pena.

PUNTO FINAL.- “Hay candidatos que son como la luna: con una cara oscura que nadie conoce”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata