El desastre petrolero y la visita en veda electoral

0
59
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Ma. Teresa Medina Marroquín.-

Es difícil encontrar en medio de ese laberinto tortuoso en que se ha convertido el país, la razón política, suficientemente inteligente y patriótica, donde se sustenten las decisiones emanadas desde Palacio Nacional.

No entraré al debate de la reforma energética impugnada y las revanchas y desquites de Morena-Gobierno contra los argumentos de la alianza PAN-PRI, cuyos enfrentamientos son de pronóstico reservado.

Pero sí es obligación recordarles a quienes manejan ahora a Pemex, y a propósito de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la Refinería Madero, respecto que el rasero de la justicia ejercida por la Cuarta Transformación no detendrá, ni de chiste o error, el saqueo perpetrado a esos complejos industriales, como el ubicado en Ciudad Madero.

La decisión de haber “jubilado” a Carlos Romero Deschamps abona en una cantidad imperceptible el robo y enorme daño a las instalaciones petroleras, como los dos mil millones de pesos asignados a esa refinería.

Recordemos que de esos dos mil millones de pesos solo se ejercieron en 2019 alrededor de 450 millones, con un subejercicio de 75 por ciento, cuyos recursos hasta el momento han desaparecido sin beneficiar a esa industria, como en términos indirectos al sector empresarial que se ha especializado como proveedor en obras de mantenimiento, con cerca de 50 representaciones en Tampico, Madero, Altamira y Victoria, por lo menos.

Lo mismo sucedió, de acuerdo con diversas denuncias legales y periodísticas, con el manejo de 12 mil millones de pesos distribuidos a lo largo de diez años en ese mismo centro de refinación.

 

LOS NUEVOS JERARCAS DE PEMEX

¿Dónde quedó todo ese dinero? ¿Y dónde quedará el 100% de las nuevas inversiones que Pemex ejerza en la Refinería Madero anunciadas el año pasado por el Presidente de la República?

La presencia de López Obrador ayer en Madero, debería ser una extensión clara de las conferencias mañaneras sobre cómo se manejarán los enormes presupuestos para “reactivar” la aún máxima industria del país.

Sin embargo, todo indica que con la salida de los viejos corruptos de Pemex han arribado los nuevos jerarcas de esa industria, quienes por lo pronto “administrarán” un presupuesto de más de 300 mil millones de pesos destinados a mantenimiento y obras de ingeniería.

Sin contar con las descomunales derramas de dinero para el proyecto de Dos Bocas en Tabasco, donde los números no son del todo públicos y la transparencia parece ser un tema manejado (paradójicamente) con el mismo secretismo de toda la vida, hasta que, concluidos los sexenios, se destapan las monstruosas cajas de Pandora y se erigen los nuevos redentores de la patria.

Es decir, un círculo mafioso fríamente calculado por un sistema que no conoce de que tal o cual partido político esté en el poder, siendo los mismos saqueos, incluso violentos y descarados, de los que el pueblo acaso está vagamente informado.

 

LOS DESACUERDOS DE LA OPOSICIÓN

No faltaron las críticas lanzadas desde la oposición contra la visita de AMLO, porque a pesar de que el Presidente suele negar sistemáticamente ese tipo de segundas intenciones, la realidad es que su presencia en el complejo para “supervisar el estado en que se encuentran las instalaciones” es todo un exceso que distorsiona el piso parejo en el proceso electoral.

 

CRIMEN DEL ‘BATATA’: CAUSAS PERSONALES

Trascendió que la Fiscalía de Tamaulipas informó que el crimen perpetrado contra Francisco Rocha Chávez, candidato del PVEM a la diputación local, fue por causas de “carácter personal”, por lo que se infiere que los deleznables hechos estuvieron al margen de trasfondos políticos. Esa es la versión que se corroborará con la investigación.

¡Excelente inicio de semana!

[email protected]

@columnaorbe

columnaorbe.wordpress.com