Huelen la derrota

0
193
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

En Morena perciben y anticipan el riesgo de perder estrepitosamente la elección del seis de junio próximo.

En su conferencia mañanera del 12 de abril pasado, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, dijo no tener ningún problema con que la oposición gane la mayoría en la Cámara de Diputados, porque para eso tiene la facultad del veto.

Fue la primera ocasión en que el jefe máximo de Morena admitió tácitamente la posibilidad de perder el control del Poder Legislativo. Nadie le preguntó. Solito puso el tema en la mesa.

Este lunes, fue el senador, Ricardo Monreal Ávila, quien aceptó, también entre líneas, el riesgo de derrota.

“De perder la mayoría en la Cámara de Diputados en los comicios del próximo seis de junio, Morena y sus aliados impulsarán la realización de un periodo extraordinario para modificar las leyes electorales”, declaró en una entrevista que dio a un periódico de circulación nacional.

Independientemente de la tirria que los morenistas se traen contra el Instituto Nacional Electoral (INE), al cual amenazan con desaparecer, lo que llama la atención es esa aceptación del riesgo de derrota.

Dicho de otra manera, los principales líderes de Morena están previendo abiertamente el gran riesgo a que se enfrentarán en las urnas. Pareciera que ellos mismos saben que no han hecho bien las cosas, y que hay un gran sector de la sociedad muy lastimado y arrepentido del voto entregado en 2018.

Y tienen razón: en la gran mayoría de los ciudadanos hay temor e incertidumbre por el rumbo que puede tomar el país si se le permite a Morena seguir con el control absoluto del poder político, como ocurre actualmente.

Porque ese es el gran problema: que el presidente López Obrador tiene sometidos a los Poderes Legislativo y Judicial, y bajo esas circunstancias no hay forma de impedir que siga tomando decisiones catastróficas para los mexicanos.

De dientes hacia afuera, los morenistas se ufanan de las diversas encuestas que le atribuyen a López Obrador un alto nivel de popularidad, y se muestran entusiastas y optimistas. Sin embargo, internamente ellos saben que el ambiente social les es muy adverso.

De ahí que, desde ahora se estén anticipando a un eventual escenario adverso en las urnas. Huelen la derrota.

Por eso aquella advertencia de López Obrador respecto a que, “para eso existe el Veto”, y el anuncio de Monreal, sobre que, “de perder la mayoría en el Congreso convocaremos a un periodo extraordinario.

En ambos casos no es más que una admisión tácita de que ya se dieron cuenta de que no las tienen todas con ellos.

Este reportero es apartidista. No es militante y ni siquiera simpatiza con algún partido político. Eso le da la libertad de escribir sin sesgos o motivaciones en favor de algún instituto político. Por eso, puedo decir abiertamente que coincido, totalmente, con quienes ven un enorme peligro en que los cuatro años que le restan de Gobierno a Morena, los transite sin contrapeso de ningún tipo.

Por lo tanto, lo mejor que nos puede ocurrir a los mexicanos es que el Poder Ejecutivo y el Legislativo queden bajo el control de fuerzas políticas distintas. Por consecuencia, el Poder Judicial tendría garantizada su independencia. Si se consigue eso, estaremos blindando a la nación contra un desastre social.

 

EL RESTO

COSCORRÓN. -La organización no gubernamental, “México Evalúa”, le dio un tremendo coscorrón a la fiscalía general de Justicia del Estado.

Lo anterior al colocar a Tamaulipas como la entidad con estadísticas criminales menos confiables.

Fue, el nuestro, el Estado con la calificación más baja en el Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal (ICEC).

La ONG señaló que: “dos de cada tres gobiernos estatales en México no cuentan con datos precisos y veraces sobre el número de homicidios que se cometen año con año, porque maquillan su estadística criminal”.

Sería interesante saber lo que responde al respecto el fiscal Irving Barrios Mojica. Aunque, dudamos que haya contestación.

ASÍ ANDAN LAS COSAS.

[email protected]