¿Quién lidera las preferencias electorales?

0
95
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Ma. Teresa Medina Marroquín.-

Los que afirman que la encuesta más importante de un proceso comicial es precisamente el día de las elecciones, no se equivocan.

Pero estando el entorno político tan caldeado en todo el país también otras voces no dudan en advertir que la democracia mexicana, probada desde hace varios años, se encuentra en grave peligro, básicamente por la desinformación que se maneja en las redes.

Y ahí es donde los indicadores difundidos con mayor seriedad desde los medios formales (periódico, radio, televisión) se convierten en una herramienta útil al ciudadano que desea estar correctamente informado.

Desde la polarización social promovida por Andrés Manuel López Obrador y la resistencia que esta ha recibido en las cúpulas empresariales, en la oposición y en los medios de comunicación, pareciera que México se ha convertido en un callejón oscuro y sórdido donde hay que caminar con extrema desconfianza.

Los casos que han llevado a esos sectores a la resistencia, así como a periodistas, intelectuales y personajes notables son muy conocidos.

Las reacciones entonces no se han hecho esperar y la percepción de que Morena y su líder, el Presidente de la República, no sólo han impulsado la división entre los mexicanos, sino que “ganarán de calle” las elecciones del seis de junio, quizá estén siendo desmentidas.

Antier llamó poderosamente la atención un sondeo realizado por una empresa de la capital del país llamada “México Elige”, cuyos resultados fueron transmitidos por una televisora de cobertura nacional.

 

LA OPOSICIÓN VA ARRIBA

En este sondeo la realidad baja al conocimiento de los mexicanos de a pie, revelando que la ventaja electoral de Morena no es como la pintan.

Es decir, de las 15 gubernaturas en juego, Morena sólo le va más o menos bien en cinco de 15 estados que se preparan a elegir gobernador, mientras que en las restantes diez entidades la oposición va hacia arriba en el ánimo de la ciudadanía.

En ese sentido, partidos como el PAN y el PRI, que conforman y representan la mayor parte de la oposición, ganan las preferencias electorales a través de sus candidatas y candidatos.

Sin embargo, pese a todo, el sondeo de marras reconoce que el presidente López Obrador tiene elevados índices de aprobación que llegan hasta el 78 por ciento.

Un dato el anterior que contrasta fuertemente con el rechazo que la ciudadanía les da a diez de 15 candidatos a gobernadores, quizá en buena medida por los escandalosos actos de corrupción que muchos morenistas han suscitado en todo el país y que en buena medida han quedado bajo el amparo de la impunidad.

Pese a ello, y por increíble que parezca, el candidato inhabilitado al gobierno de Guerrero, Félix Salgado Macedonio (acusado de cometer delitos sexuales), encabeza la intención del voto con 53.7 por ciento, muy por encima de su más cercano competidor del PRI, con el 29.8 por ciento.

Lo mismo ocurre con otro morenista, Raúl Morón, de Michoacán, que suma 45.1 por ciento de las preferencias, con todo y que también fue bajado de la competencia por el INE.

Fuera de ahí, estados tan importantes como Chihuahua, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora, Sinaloa y Querétaro, dentro del grupo de los diez donde la oposición va arriba, parece que el paso es irreversible. Aunque todo puede suceder.

 

PREFERENCIAS EN TAMAULIPAS

Y si dicen que lo mismo es arriba que abajo, también habría que analizar que en ciudades de Tamaulipas como Victoria, Mante, Nuevo Laredo, Tampico, Reynosa y Río Bravo, la competencia la podría encabezar el PAN, incluso el PRI. Al menos nadie puede asegurar nada en esta dinámica tan competitiva y reveladora, y su prolongada curva de aprendizaje.

¡Feliz miércoles!