Clima de tensión

0
243
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Desde muy temprano llegaron todos los secretarios para estar concentrados en un mismo lugar.

Nunca se pudo constatar en dónde fue. Pero ahí estuvieron todo el día y, al parecer, gran parte de la noche.

En Victoria y el resto de los municipios, las campañas seguían su curso. Sin ningún contratiempo.

Sin embargo, la atención de muchos… muchísimos estaría a las 12:30 horas en la red. Muchos se quedaron esperando la transmisión.

La Sección Instructora sesionó vía Zoom, pero en privado. La asamblea no podía ser pública, a menos que una de las partes lo solicitara. Nadie lo hizo.

Muchos estaban en ascuas esperando noticias que no llegaban.

Finalmente, ya cerca de las dos de la tarde se informó que la sesión se había acabado y que convocaron a una más, pero para las 18:30 horas.

Nunca se supo tampoco si inició puntual. Solo que pasaban los largos minutos y no había noticias.

En el Congreso local se pidió un receso, también cerca de las tres de la tarde, y se convocó a continuar la plenaria a las cuatro y media. Pero nada. Eran más de las nueve de la noche y seguían en receso esperando la resolución que se daría en San Lázaro.

Lo anterior generó mucho más tensión, sobre todo en el ámbito político.

Los candidatos seguían en lo suyo, pero preguntando a cada rato:

–“¿Qué pasó, ya hay noticias?”.

–“Nada aún”, respondían los interlocutores.

Periodistas también recibían mensajes continuos con preguntas similares. Y las respuestas eran iguales.

Eso propició más tensión y nerviosismo.

En el búnker asignado para los secretarios del Gabinete también, al parecer, había nervios, y se analizaban todos y cada uno de los escenarios.

Desde la sede parlamentaria, el líder del Congreso, Gerardo Peña Flores, no soltaba el celular, y desde su oficina, en medio de ese prolongadísimo receso legislativo, seguía instrucciones y las transmitía.

Los diputados de Morena estaban a la expectativa. También los candidatos de ese partido, quienes seguían felices en sus recorridos proselitistas.

La población en general, o la mayoría de ella, también pendientes de las redes y los medios para saber qué pasaría.

En las calles todo era sospechoso. Es decir, el ver pasar un convoy de elementos de la Guardia Nacional en acciones de rutina, trascendía que estaban custodiando la ciudad por cualquier situación adversa que se pudiera dar. Pero no, eran solo trascendidos sin sentido, no obstante, que eso también generó cierta tensión en la sociedad.

Al final muchos se fueron a dormir sin saber la noticia esperada del día. Pero otros siguen sin poder dormir.

Sin duda, se viven momentos históricos en Tamaulipas, en medio de una contienda electoral, que si bien hasta ahora ha sido más tranquila de lo que se esperaba, puede, en un momento dado, superar las expectativas.

Mientras tanto, la tensión continúa.

EN CINCO PALABRAS.- Ya convocaron a una marcha.

PUNTO FINAL.- “Para muchos la justicia es solo la que les favorece”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata