IP ‘tiene miedo’ a recibos de la CFE

0
21
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
Los restauranteros locales han resentido alzas en los precios de algunos de los principales insumos de entre el 12 y el 20 por ciento, sin embargo se encuentran ante un escenario todavía más difícil por el alza en la facturación de energía eléctrica, debido a la ola de calor.

Jorge Bello Méndez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) en Victoria, expuso la situación que viven y no descartó que estas alzas se reflejen en los precios de los menús, aunque esperan que todo se normalice.

«Los productos que sí han registrado alza y que al final son materia prima muy importante en la industria restaurantera, son la carne de puerco, de res, el pollo que se han elevado entre el 12 y 20 por ciento, así como el gas butano que ya anda arriba del 12 por ciento», expuso.

El empresario señaló que todos esos insumos son medulares para ese sector, lo que también en algunas ocasiones les ha obligado a incrementar los costos cuando menos de manera temporal.

«Pues también sabemos que a veces son incrementos que en algunos casos son derivados de situaciones ajenas, que hacen que el encarecimiento sea por algunos días o semanas», apuntó.

Bello Méndez admitió que es posible que tras un periodo de tiempo los precios se normalicen, aunque advirtió que casi siempre no vuelven a los niveles originales, pero les permite estar preparados para una regularización de los costos.

«El consumo de energía eléctrica también ha sido factor de incremento, porque sabemos que con las altas temperaturas que registra la Ciudad se eleva el consumo de electricidad hasta un 25 por ciento por el uso por más horas del aire acondicionado», agregó.

El empresario dijo que en esta época del año se registran los picos más altos de consumo de energía eléctrica, además es un periodo que inicia en abril y que se llega a prolongar hasta octubre o noviembre.

«Es una temporada muy larga que también representa costos altos, porque pagar un recibo de luz de diez, 15 o 20 mil pesos representa un gasto muy importante en el punto de equilibrio de la industria restaurantera», concluyó.