¿Y ahora qué?

0
258
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Hasta ahora ninguna instancia estatal ni el propio afectado han emitido una postura en torno al dictamen que resolvió la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, respecto al desafuero del Gobernador.

Lo anterior ha generado un vacío de información que ha dado lugar a cientos de especulaciones, noticias falsas y trascendidos que, del mismo modo, provocan la desorientación de la gente.

Según fuentes oficiales del Palacio de Gobierno, será hasta que se discuta y se vote en el pleno cuando el mandatario Cabeza de Vaca salga a manifestar su posicionamiento.

Sin embargo, para entonces ya hubo quien lo mandó a Estados Unidos; otros que ya estaba negociando; otros más que preparaba una embestida. Y hay quienes apuestan ya por quién va a ser el interino.

Es más, ya también hubo aquellos quienes dictaron sentencia y aseguran que para la tarde el Gobernador será detenido por las autoridades.

Pero insisto, solo fueron versiones falsas que se generaron, sobre todo en redes sociales, por ese vacío de información.

No obstante, la gente, la mayor parte de la población, no sabe qué es lo que va a pasar si el pleno de la Cámara baja del Congreso de la Unión vota a favor del desafuero.

Son varias las versiones. Pero las que valen la pena son las de los expertos en Derecho Constitucional.

Ellos señalan que debe ser el Congreso local quien, digamos, oficialice el caso. Es obvio que, por ser la mayoría del PAN, tratarán de llevar el asunto hasta las últimas consecuencias.

Como el párrafo Quinto del Artículo 111 Constitucional tiene aseveraciones que pueden interpretarse de dos maneras, ellos abordarán la interpretación que más convenga al estado.

Eso implicaría llevar el tema, incluso, hasta los tribunales y tardar un poco más el desafuero.

Lo que también le interesa saber a la población es lo que sucederá una vez que cualquiera de esas instancias resuelva que sí será desaforado.

Pues dejaría de ser Gobernador. Y según el Artículo 86 de la Constitución estatal, el Secretario General se queda como encargado del despacho por no más de 48 horas, en tanto el Congreso del Estado (artículo 84) nombra a un interino que se quedaría hasta el 30 de septiembre del 2022. Puede ser el mismo Secretario General, si el Legislativo decide ratificarlo.

¿Quién sería el ideal?

Alguien que pueda tener el control del estado, evitar una crisis política y social, pero sobre todo, tener el liderazgo para establecer la condiciones necesarias de aquí a que concluya la actual administración.

Y sí, puede ser el actual secretario general, César Verástegui, pero eso lo decidirá el Congreso del Estado.

Por lo pronto, amanecemos con la misma incertidumbre.

EN CINCO PALABRAS.- Y en pleno proceso electoral.

PUNTO FINAL.- “No es que tengan razón, es que quieren tenerla a fuerzas”: Cirilo.

Twitter: @Mauri_Zapata