Los pecados de Cabeza de Vaca

0
231
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Oscar Pineda.-

Es evidente que el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, enfrenta uno de los momentos más difíciles de su carrera y seguramente de su vida.

También está claro que existe una intención velada de parte del Gobierno federal por sacarlo del camino político.

¿Pero por qué la Federación se ha ido con todo en contra del gobernador Cabeza de Vaca y le han quitado el fuero desde el Congreso de la Unión?

Mi primera teoría es que Cabeza de Vaca no aceptó someterse, como sí lo hicieron otros gobernadores, a la voluntad de quien dirige la 4T y se atrevió a desafiar al sistema.

El Gobernador tamaulipeco encabezó, y fue el vocero infinidad de veces, de un nuevo contrapeso del Gobierno federal: La Alianza de Gobernadores Federalistas.

Abiertamente Cabeza de Vaca reclamó al Presidente por el mal reparto de dinero a los estados producto de las aportaciones, situación que incomodó grandemente al inquilino de Palacio Nacional.

Por supuesto, hubo respuesta al movimiento que se estaba formando alrededor del Gobernador tamaulipeco.

Los primeros avisos llegaron en forma de videos, en donde el portavoz era nada menos que el segundo de a bordo del senador Ricardo Monreal, Alejandro Rojas Díaz Durán… pero Cabeza de Vaca no retrocedió, siguió insistiendo y señalando al Gobierno federal.

Después se vino la pandemia y nuevamente el Gobernador de Tamaulipas reclamó, esta vez la falta de una estrategia correcta para la aplicación de las vacunas. Nuevamente se caldearon los ánimos y volvieron a aparecer los videos y finalmente la denuncia ante la FGR.

En síntesis, Cabeza de Vaca está pagando el precio de haber desafiado abiertamente al sistema, el cual reaccionó como en los viejos tiempos de la dictadura priista.

Mi segunda teoría es que a la 4T de pronto le pareció atractivo el estado de Tamaulipas en materia económica y el Gobernador les estorba para quedarse con la entidad.

Hay muchas preguntas en el aire en torno al proceso de desafuero y las consecuencias que éste tendrá.

Si es culpable o no, eso lo dirán las autoridades competentes, pero de que este proceso tiene toda la facha de una persecución política, ni duda cabe.

 

EL PERSONAJE

Y de pronto al candidato de Morena por la alcaldía de Victoria, Lalo Gattás, le comenzaron a salir trapos sucios por todas partes.

Como luego dicen, lo alcanzó su pasado y le está cobrando factura en el momento más importante.

Es algo que siempre sucede en las campañas políticas, pero sobre todo cuando existen esas manchas y no hay una estrategia para hacerles frente.

En lo personal siento a Gattás muy confiado, como pensando que no necesita más que la marca para ganar, pero ojo, los panistas están haciendo una campaña fuerte y no dudo que tengan un plan B, C y hasta D para mantenerse en el poder.

 

POSDATA…

El clima político esta semana rebasará los 50 grados…