Con FCV desafuero fast-track; con diputado Morena… calma

0
68
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Azahel Jaramillo H.-

¿Cómo se gana una elección? Un hombre que sabe de eso es la estrategia política y ganar elecciones es Ricardo Gamundi Rosas.

Líder estudiantil en sus tiempos juveniles en la Universidad Autónoma de Nuevo León, subsecretario general de gobierno en Tamaulipas, presidente del Congreso del Estado, presidente del PRI Tamaulipas, tiene Gamundi o “Mapamundi”—como le decían sus compañeritos de primaria en Reynosa, tiene sus ingredientes para el triunfo electoral.

Cuando Gamundi era presidente estatal del tricolor, Nara de Luna le preguntó para la revista Lente: “Ricardo, para ti ¿cuáles son los ingredientes para el triunfo?”

“Un triunfo se construye con base en cinco factores. En primer lugar, tener una excelente estructura de operación política. Como segundo factor, una buena estructura de defensa política o representante de casilla. Como tercero, una excelente mercadotecnia política, no solo hacer pendones o espectaculares, sino que tienen que ser de excelencia tanto en radio, televisión y prensa escrita. Una excelente oferta política o sea, ¿qué le ofrezco a la ciudadanía? ¿Cuál es mi plataforma y cuál es mi oferta política como candidato? Y, por último: un excelente candidato”.

Por su parte ese gran político reynosense que es Manuel “El Meme” Garza González, quien militó en las grandes ligas dentro del PRI. Y estuvo a punto de ser Gobernador. Dijo esto a quienes aspiraban a ganar una elección: “Uno, debe de tener cuatro puntos de referencia: Primero, revisar en serio cuál es tu imagen. Segundo, revisar en serio cuál es tu capacidad de amarre político. Tercero, revisar cuál es tu relación con los medios, porque tu buena fama te la hacen pinole en 15 días. Y cuarto, preguntarte quién aparte de ti quiere que tú seas”.

Dos.- Del caso del desafuero al Gobernador Francisco Cabeza de Vaca, en el periódico El Economista, el abogado Miguel González Compeán, analiza el tema escribe: “Lo que asombra, es que sabiendo esto la mayoría morenista (que el desafuero depende del Congreso de Tamaulipas) haya a toda prisa iniciado y concluido el juicio de procedencia contra el Gobernador panista y haya dejado para el siguiente periodo, el juicio a uno de sus diputados (el federal de Puebla, Saúl Huerta Corona) contra el que existen sólidas pruebas de la probable comisión del delito de violación y de abuso sexual a por lo menos tres jóvenes menores de edad”.

Y añade: “Seguramente estando en tiempos electorales, los morenistas habrán hecho el cálculo de que era preferible irse contra el panista, más que deslindarse de otro violador que está entre sus filas, pero éste de niños. Nada menos, pero nada más tampoco.”

El mismo día, viernes 30 de abril, Día del Niño, los Diputados Federales vieron el caso del gobernador Cabeza de Vaca, del PAN, a quien se acusa de omitir pago de impuestos en compraventa de un lujoso departamento, y también vieron el caso del diputado federal Saúl Huerta Corona, de Morena, a quien se acusa de violar y abusar sexualmente de tres jóvenes menores de edad.

Y el mismo día, 30 de abril, le aplicaron fast-track al panista Cabeza de Vaca, y al morenista Huerta Corona le alaaaaaargan los tiempos y será hasta julio o agosto cuando vean si se deciden a colocar su desafuero a votación. Es decir su desafuero posible -va cocinándose lento, y habrá que ver si esos chamacos solo calumnian para sacar dinero- se traslada hasta el mes de julio. Ya para julio, estiman los morenistas, la eventualidad del desafuero y condena al presunto violador de jovencitos poblanos diputado Saul Huerta Corona, pues ya no impactará negativamente sobre la intención del voto del electorado no solo de Puebla sino del país entero. Y el partido Morena no será afectado a la hora de los votos el domingo seis de junio, pues la posible persecución judicial contra el diputado federal Huerta Corona y lo que para entonces publique la “prensa inmunda”, como le dice el Presidente Andrés Manuel López Obrador a aquellos medios que lo cuestionan, pues ya no va a afectar a Morena en la intención del voto.

Es decir al Gobernador del PAN, en poco tiempo le dicen que hay elementos para despojarlo de su fuero y ponerlo a disposición del Ministerio Público, pero al diputado federal de Morena, no, a él aun no… “ya pasando el seis de junio vemos ese asunto”.

El tema a nivel local, a nivel Tamaulipas y Ciudad Victoria es que los candidatos ganadores de Morena, ya en el poder, ya alcaldes y diputados, arremetan, como lo hace su líder AMLO contra la prensa que no lo idolatra.

NOS VEMOS.

Azahel Jaramillo Hernandez

[email protected]