Condenan ONU y UE violencia en protestas de Colombia

Llamaron a la calma y advirtieron del uso excesivo de la fuerza en las protestas contra el Gobierno colombiano

0
27
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Este martes 4 de mayo de 2021, la ONU y la Unión Europea llamaron a la calma y advirtieron del uso excesivo de la fuerza en las protestas contra el Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque, mientras las muertes de manifestantes siguen aumentando y las manifestaciones continuaron durante la noche.

Estas protestas, convocadas originalmente en oposición a una reforma fiscal para subir impuestos ahora retirada, se convirtieron en un amplio grito contra la pobreza y lo que manifestantes y algunos grupos de derechos consideran como un uso excesivo de la fuerza por parte de la policía.

La Policía Nacional anunció que investigará más de dos docenas de denuncias de brutalidad, mientras que el ministro de Defensa, Diego Molano, acusó a grupos armados ilegales de estar infiltrados en las protestas para causar violencia.

Cali se convirtió en el epicentro de las protestas y en su jurisdicción se registraron 11 de las 19 muertes confirmadas por la Defensoría del Pueblo.

El alcalde de la ciudad, Jorge Iván Ospira, señaló en un mensaje de Twitter a primera hora del martes: “No más sangre en Cali”.

Los manifestantes se oponen a la reforma tributaria, que pretendía ampliar el impuesto a las ventas y a la renta, fue retirada por el Gobierno y el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, renunció.

El Presidente colombiano dijo que su Gobierno elaborará otra propuesta de reforma resultado de acuerdos con los partidos políticos, la sociedad civil y las empresas, y utilizó su programa nocturno de televisión para llamar a la unidad.

Duque anunció previamente que las ciudades afectadas por actos de vandalismo, saqueos y bloqueos tendrían asistencia militar para restaurar el orden, proteger la infraestructura, la propiedad pública y privada y garantizar el acceso a servicios esenciales como la salud y la alimentación, pero los alcaldes de Bogotá y Medellín rechazaron el ofrecimiento.

La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos instó a la calma ante las nuevas protestas previstas y advirtió de los disparos de la policía.

Marta Hurtado, portavoz de la alta comisionada, señaló que: “Estamos profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Cali (…) la pasada noche, cuando la policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra la reforma tributaria matando e hiriendo a varias personas, según la información recibida”.

La Unión Europea también pidió a las fuerzas de seguridad evitar una respuesta de mano dura, instó a la calma y condenó la violencia.

Trece personas murieron el año pasado durante las protestas desencadenadas por la muerte de un hombre bajo custodia policial. Pese a las denuncias, la Policía Nacional insiste en que es respetuosa de los derechos humanos y de los protocolos internacionales para controlar las protestas.

 

Con información de: noticieros.televisa.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Biden aumenta cupo para refugiados en EU