Los que se mandan ‘solos’

0
84
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Clemente Castro González.-

Los únicos diputados que responden sin titubeos a las directrices de su “jefe político”, son los que conforman la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso tamaulipeco.

Es decir, los 22 “representantes populares” liderados por el presidente de la Junta de Coordinación Política, GERARDO PEÑA FLORES, mismo que les baja las instrucciones a sus compañeros de bancada.

Lo que sucede es común en nuestra democracia representativa, en donde la división de poderes existe en lo legal y formal, pero no en el fondo.

De modo que nadie debe rasgarse las vestiduras debido a que los legisladores tamaulipecos del PAN defiendan la causa de su compañero de partido y jefe político, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA.

Mal se verían los diputados panistas si no lo hacen, ya que, en gran medida, su llegada a la legislatura se la deben a la anuencia de CABEZA DE VACA. Así funciona el entramado, y quienes digan lo contrario están en su derecho, pero sin duda faltan a la verdad.

El caso de los diputados priistas es también entendible, pero no justificable, debido a que en lo formal dependen de la línea que les den desde el Comité Ejecutivo Estatal del PRI, que lidera EDGAR MELHEM, aunque en lo concreto responden a sus intereses y se dejan “sensibilizar” por los operadores panistas que orientan su decir y actuar en el Congreso.

De ahí que FLORENTINO AARÓN SÁENZ COBOS, MARÍA OLGA GARZA y COPITZI YESENIA HERNÁNDEZ GARCÍA se manejen a su conveniencia sin considerar a la directiva de su partido en la entidad.

Ello es indicativo de que hay diferencia internas en el Revolucionario Institucional y que MELHEM ofrece resistencia ante la fusión que hizo el partido en el gobierno (PRIAN), en las actuales contiendas electorales y en lo relativo al desafuero.

Tal postura podría ser valorada en el tricolor si el liderazgo actual saca a su organismo de la debacle en que se encuentra y lo regresa, al menos, a la tercera fuerza política en la entidad.

Habrá que ver si en la mezcolanza y confusión actual los priistas de hueso colorado marcan la diferencia e inician la recuperación, en una coyuntura complicada, en tanto los panistas les “piratearon” a no pocos candidatos y enrolaron a los legisladores del tricolor en su causa.

La postura de MELHEM es  firme y va más allá de expresiones aisladas para jalar los reflectores.

Y para que no quede lugar a dudas acaba de pedir, que tanto el Instituto Electoral de Tamaulipas como el Instituto Nacional Electoral consideren en calidad de actos de campaña a las caravanas que se hicieron en municipios del estado para apoyar a GARCÍA CABEZA DE VACA.

A decir del líder del tricolor, utilizar material de promoción y vehículos registrados ante las instancias electorales para realizar proselitismo deben contabilizarse en el gasto de campaña de candidatos.

Desde luego que no se trata de una cosa menor y los árbitros de la contienda tendrán que dar respuesta a la exigencia del guía priista que, dicho sea de paso, lanzó su tiro de precisión ahí en donde cala.

A la que también su directiva partidista trató de enmendarle la plana o al menos la dejaron a la deriva, es a la diputada PATRICIA PIMENTEL, misma que respaldó a CABEZA DE VACA para que no se le quietara el fuero, en coincidencia con sus colegas del PAN y del PRI.

El deslinde se dio ayer, por parte del dirigente del MC y candidato a diputado por el 15 distrito, GUSTAVO CÁRDENAS GUTIÉRREZ, en un encuentro con periodistas.

Quiere decir que GUSTAVO y sus afines dejaron que la diputada actuara por su cuenta, para luego señalar el supuesto error que cometió.

Lo que sucede es por demás ilustrativo en cuanto a que “PATY”, desde tiempo atrás,  cayó de la gracia de CÁRDENAS GUTIÉRREZ y este le mandó las señales que se estila en la política.

Por cierto, el MC está en aprietos debido a que el Tribunal Electoral del Estado de Tamaulipas le echó para abajo las candidaturas a las alcaldías de Tampico, Madero y Altamira, debido a impugnaciones de militantes de este partido. Lo que sigue es la inmediata sustitución.

En contraparte, el Tribunal desechó impugnaciones que trataban de tumbar candidaturas de Morena.

A propósito, todavía es fecha que la directiva nacional de este organismo no hace señalamientos a los siete diputados tamaulipecos que se abstuvieron de votar en contra del desafuero.

Obvio que habrá reacciones…

 

AL CIERRE

Tiene lógica eso de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación podría abordar lo de la Controversia Constitucional interpuesta por el Congreso tamaulipeco en cuanto al desafuero, posterior a las elecciones.

Aunque en esencia la máxima instancia de justicia en el país no debería de actuar en base a consideraciones electorales y políticas.

Pero continúa la incertidumbre, pese a que este lunes el Congreso estatal recibió la notificación de la Cámara de Diputados sobre el desafuero.