Nosotros los pobres

0
97
Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

Los dirigentes estatales de los partidos políticos Movimiento Ciudadano y Revolucionario Institucional, coincidieron, en sendas conferencias de prensa, en rechazar la postura que sus representantes en el Congreso local adoptaron, respecto del juicio de desafuero del Gobernador.

GUSTAVO CÁRDENAS GUTIÉRREZ y EDGAR MELHEM SALINAS, por separado, aseguraron que los votos no panistas a favor de reivindicarle la investidura a FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA fueron a título personal, a contrario sensu de la posición de los partidos en el Estado.

ENRIQUE CÁRDENAS DEL AVELLANO, el candidato priista a la diputación federal por el distrito 5 victorense, hasta condenó la postura declarada por su amigo, el coordinador de las dos diputadas en el congreso local, TINO SÁENZ, y perfiló la sospecha de “haber sido maiceados”.

Su primo GUSTAVO, tras la conferencia-desayuno en el hotel de su propiedad, donde felicitó a los reporteros por estarse celebrando el Día Internacional de la Libertad de Prensa, se fue a la representación local de la COPARMEX, el llamado sindicato de los patrones.

MARIO FLORES PEDRAZA, su dirigente, convocó a distintos miembros de la organización, para analizar el escenario político por el que se atraviesa y pidiendo certeza jurídica para la sociedad en general, frente a la indefinición respecto de las autoridades locales.

El dirigente patronal matamorense CARLOS GONZÁLEZ y el Consejo de Instituciones Empresariales del Sur, a través de redes sociales difundieron mensajes de apoyo a CABEZA DE VACA, concordantes con la exoneración del Congreso local y en contra del desafuero federal.

De la cuenta del mandatario desaforado, se difundió un mensaje con voz en off de locutor, rotando una serie de documentos con los que afirma haber cumplido con las responsabilidades fiscales, motivo del enjuiciamiento camaral.

Supuestos documentos oficiales ahí exhibidos reflejan el reporte de los ingresos por más de 40 millones producto de la venta del departamento que le costó 14, el pago de su esposa de los impuestos por la mitad de la suma “que le correspondía” y una declaración anual del 2 mil 19 –año de los movimientos-, fechada en enero de este año.

Con eso, insiste, nunca hubo delito que perseguir y se trata más bien de una venganza política del presidente LÓPEZ OBRADOR.

Peras o manzanas, ayer llegaron propios, enviados por la Cámara de Diputado al Congreso Local, para notificarle del desafuero impuesto al gobernador el viernes pasado, por la máxima tribuna popular del país, “para que actúe en consecuencia” conforme al mandato legal.

Los diputados locales, ya sabe, “actuaron en consecuencia” desde el mismo viernes, sin haber sido notificados formalmente del fallo y para ellos lo que la ley les mandataba era resolver en última instancia lo que el Congreso de la Unión ya había sentenciado, rechazando su fallo.

Para México capital, su fallo a favor del desafuero, está vigente desde el momento en que se votó allá, siendo inatacable e incontrovertible, por mandato constitucional.

Luego entonces, a partir de la notificación consumada ayer, al Congreso local le quedan dos tareas: presentar ante el Fiscal de la Federación al Gobernador desaforado por un lado y por el otro, nombrar a un gobernador sustituto en el término de 48 horas.

Eso es en la concepción central del procedimiento, pero aun si quisieran hacer valer “su veldá” los locales, ahora sí ya notificados podrían repetir lo que hicieron el viernes, fuera de la más elemental lógica jurídica.

Hasta ayer tarde, en la página oficial del Congreso no había anuncio de sesión o cualquier otra reunión programada; a diferencia de todas las veces registradas en la historia contemporánea, al terminar la última sesión no se anunció para cuándo la siguiente.

La caravana de vehículos del domingo no movió para nada a los diputados federales, como para desandar el camino del desafuero y seguramente tampoco lo hará los tuits y mensajes en el facebook de las organizaciones afines a GARCÍA CABEZA DE VACA.

Para el PRI, su dirigente estatal y candidatos en el centro del Estado que ayer compartieron en conferencia de prensa, lo del domingo no fue un acto de apoyo al Gobernador, sino un evento político de campaña, enumerando todas las características de ello.

Como consecuencia, dicen, ya dieron cuenta a las autoridades electorales y exigirán que se contabilicen los más de cuatro mil vehículos que participaron, como rentados –a como acostumbra la Comisión de Fiscalización-, además de gasolina, alimentos, souvenirs, banderolas, mantas y demás consumibles que se usaron y forman parte de los gastos de campaña, no vaya a ser que ya rebasaron el tope.

MELHEM asegura que en lugares como Victoria y Matamoros, ya remontaron al PAN, para ubicarse en la segunda posición de la intención del voto, en una curva creciente que les puede llevar a ganar el seis de junio.

“Caballo que alcanza, gana”, repiten el viejo adagio, con la mira puesta en los candidatos morenistas.

El Tribunal Electoral de Tamaulipas, presidido por la maestra BLANCA HERNÁNDEZ ROJAS, ayer desahogó los primeros 201 expedientes sobre recursos de los derechos políticos del ciudadano, la mayoría de ellos, impugnando la designación de los candidatos en Morena.

Fueron los que registró el dirigente estatal del partido, ENRIQUE TORRES y por quienes los Magistrados Electorales votaron de manera unánime por desecharlos –los recursos–, confirmando que ese no era el conducto oficial para anotar aspiraciones ante las instancias electorales.

En cambio, cuatro recursos presentados por sendos aspirantes de Movimiento Ciudadano en la zona conurbada del sur, sí fueron validados, para que la Comisión Intrapartidaria valore suficientemente los reclamos y responda de manera formal a los actores.

El otro expediente distinto incluido en la agenda del Trieltam, fue el de ERNESTO NAVARRO ACOSTA, quien le agarró pronto cariño a la curul y ya no quería regresársela a ROQUE HERNÁNDEZ, quien se fue al proceso interno morenista en busca de la candidatura a la alcaldía de Victoria.

ROQUE ya está de regreso en el Congreso y los magistrados electorales ayer reivindicaron su derecho a permanecer ahí.

LALO GATTÁS, el candidato capitalino, ayer fue a la Comapa donde esperaba, ante los medios, la adhesión de los trabajadores sindicalizados del organismo, unos 700, que dice, andan más que inconformes porque los traen trabajando en el calor, al apagar los aires acondicionados porque traen una cuenta grande con la CFE.

Como quiera, a los trabajadores no les dieron permiso de salir al mitin anunciado y de lejos el candidato morenista les estuvo agradeciendo, desde los accesos al estacionamiento, a quienes se asomaron de las oficinas.

A su compañero candidato en Reynosa, CARLOS PEÑA ORTIZ, ahora lo emplazaron para el jueves, en el proceso que le abrió la Fiscalía General de Justicia del Estado, por “uso de recursos de procedencia ilícita”, reviviendo la compra de un rancho que hizo cuando tenía 20 años de edad.

No fueron antes con la fuerza pública a buscarlo, porque el segundo citatorio que estaba emplazado para la semana pasada, no fue notificado con todas las de la ley, pero ahora sí dicen que si no va, lo detienen.

¿Y si va?… ¡también!

Ese es el temor de doña MAKI, la actual alcaldesa, a que le hagan a su hijo –y de pasada al esposo- lo mismo que al frustrado candidato de Soto la Marina en esta contienda, al de San Carlos en la pasada y al gobernador EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES más atrás.

“Donde asome CABEZA, se la mochan”, bien lo sabe.